Urea

Pudiendo usarse en todo tipo de cultivos en el campo, cuando la urea entra en contacto con el suelo, se produce una veloz hidratación y disolución del grano, desapareciendo casi a simple vista.

La urea, ya en solución, queda sujeta a factores propios del suelo y del clima, hasta llegar a la forma apropiada en que es absorvida por las plantas.

Cualquier práctica que favorezca a su incorporación y contacto con la humedad en el suelo, contribuirá positivamente a una más rápida absorción por el cultivo.

Ref.: 0000

Este site usa cookies. Si continúas navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies